martes, noviembre 29, 2005

Letralia 134

Ya está en la red el nº 134 de
Letralia, la revista de los escritores
hispanoamericanos en Internet.

domingo, noviembre 27, 2005

Humo

Escuchó la fuga de un eco en su memoria. Supo entonces que todo lo ocurrido después no merecía la pena. No fueron más que puñetazos al aire, bocanadas de humo sin cigarrillo, reflejos de un eclipse.
¿Quién iba a recordar ahora si las libélulas emigraron en noviembre o de qué fuentes manó la sangre de los parias? ¿Con qué ojos mirar hacia el ocaso sin evocar la precisa sentencia del olvido? ¿A quién iba a importarle si el norte es el oeste o si el este termina por devorarse a sí mismo como un intemporal Ourobouros? (El sur no, el sur es siempre el mismo resplandor crucificado)
Y esa persistente voz preguntando una y otra vez cuándo terminó exactamente la película; esa voz queriendo averiguar (¡cómo si eso fuese a cambiar algo!) cuánto tiempo llevaba presionando inútilmente los botones del telemando y recibiendo por única respuesta una pantalla negra que grita "Nevermore!"

B.

Enviar comentario

jueves, noviembre 24, 2005

Toulouse-Lautrec


Au Moulin-Rouge, obra del pintor francés neoimpresionista Henri de Toulouse-Lautrec, nacido el 24 de noviembre de 1864.

Biografía y más pinturas.

Enviar comentario

martes, noviembre 22, 2005

André Gide

-Lo que yo quisiera -decía Luciano- es contar la historia, no de un personaje, sino de un sitio -mira, por ejemplo, de una de esas avenidas, contar lo que sucede en ella- desde por la mañana hasta la noche. Llegan primero niñeras, nodrizas llenas de lazos... No, no..., primero gentes muy grises, sin sexo ni edad, a barrer la avenida, a regar el césped, a cambiar las flores, a fin de preparar el escenario y la decoración antes de abrirse las puertas, ¿comprendes? Entonces es cuando llegan las nodrizas. Unos chicuelos juegan con la arena y riñen entre ellos; las niñeras les pegan. Después, es la salida de los colegios, y más tarde de las obreras. Hay pobres que vienen a comer, en un banco. Luego gentes que se buscan; otras que se huyen; otras que se aíslan, soñadoras. Y después la multitud, en el momento de la música y de la salida de los almacenes. Estudiantes, como ahora. Al atardecer, amantes que se besan y otros que se separan, llorando. Y, finalmente, al anochecer, una pareja de viejos... Y de pronto, un redoble de tambor: cierran. Todo el mundo sale. Se acabó la comedia. ¿Comprendes? Algo que diese la impresión del final de todo, de la muerte..., pero sin hablar de la muerte, naturalmente.

Fragmento de la novela Los monederos falsos, del escritor francés André Gide, que nació el 22 de noviembre de 1869 en París.

Perséfona

Enviar comentario

lunes, noviembre 21, 2005

Aventura de la memoria

El género humano pensante, es decir, la cienmilésima parte del género humano como máximo, siempre ha creído, o al menos ha repetido con mucha frecuencia, que sólo tenemos ideas gracias a nuestros sentidos, y que la memoria es el único instrumento por el que podemos unir dos ideas y dos palabras.
Por este motivo, Júpiter, representando a la naturaleza, se enamoró de Mnemosine, diosa de la memoria, desde el primer momento en que la vio; y de esta unión nacieron las nueve musas, que fueron las inventoras de todas las artes.
Este dogma, en el cual se fundan todos nuestros conocimientos, fue aceptado universalmente, e incluso la Noborsa lo admitió apenas nacer, a pesar de que era una verdad.

Fragmento del relato Aventura de la memoria, de Voltaire, nacido en París el 21 de noviembre de 1694.

Cuento completo
Otros cuentos de Voltaire

Enviar comentario

viernes, noviembre 18, 2005

Daniel J. Montoly

Daniel J. Montoly (República Dominicana, 1968), finalista en el concurso de poesía Latin Poets for Humanity, ganador del concurso de poesía de la revista Niedenrgasse y del "Editor’s Choice Award" de The Internacional Poets Society.

-Vuelas-
Para Adriana Lotaud

Vuelas, ave blanca que alborota
el impudor del cielo,
y desgarras con tus manos
la voz encriptada en el demiurgo,
hasta hacer brotar
el rumor tibio de la lluvia
sobre la soledad de las piedras...

-Hölderlin-

A Pedro Monges Rafúl

Los púberes caracteres de esta noche
eluden las elucubraciones
del cuerpo joven de un viajero
que, en su semejanza
con ella, busca el enigma,
la puerta o la demencia
como otra ruta al punto inmanifiesto
donde la desnudez no sugiere
otra cosa, que, la profanidad de la belleza.

Obra de Daniel J. Montoly en:
Enviar comentario

miércoles, noviembre 16, 2005

Saramago

Hoy cumple 83 años el escritor portugués José Saramago, autor de la novela Ensayo sobre la ceguera, al que pertenece el siguiente párrafo:

La mujer del médico está ya en el lado izquierdo, en el corredor que la llevará a la tercera sala. También aquí hay ciegos durmiendo en el suelo, más que en el ala derecha. Camina sin hacer ruido, despacio, siente que el suelo viscoso se le pega a los pies. Mira para dentro de las dos primeras salas, y ve lo que esperaba ver, los bultos tumbados bajo las mantas, un ciego que tampoco consigue dormir y lo dice con voz desesperada, oye los ronquidos entrecortados de casi todos. En cuanto al olor que esta humanidad desprende, no le extraña, no hay otro en todo el edificio, es también el olor de su propio cuerpo, de las ropas que viste. Al doblar la esquina para ir hacia el corredor que da acceso a la tercera sala, se detuvo. Hay un hombre en la puerta, otro centinela. Tiene un garrote en la mano, hace con él movimientos lentos, a un lado y a otro, como para interceptar el paso de alguien que pretenda aproximarse. Aquí no hay ciegos durmiendo en el suelo, el corredor está libre.

Dos cuentos de Saramago en Ciudad Seva
Algunos enlaces
Fragmento de Todos los nombres

martes, noviembre 15, 2005

jueves, noviembre 10, 2005

Martín Fierro

Hoy se cumplen 171 años del nacimiento del escritor argentino José Hernández, conocido sobre todo por su Martín Fierro, del que transcribo algunos versos:

Soy gaucho, y entiendaló
Como mi lengua lo esplica:
Para mí la tierra es chica
Y pudiera ser mayor;
Ni la víbora me pica
Ni quema mi frente el sol.

Nací como nace el peje
En el fondo de la mar;
Naides me puede quitar
Aquello que Dios me dio
Lo que al mundo truje yo
Del mundo lo he de llevar.

Mi gloria es vivir tan libre
Como el pájaro del cielo:
No hago nido en este suelo
Ande hay tanto que sufrir,
Y naides me ha de seguir
Cuando yo remuento el vuelo.

Martín Fierro
La vuelta de Martín Fierro

Enviar comentario

miércoles, noviembre 09, 2005

Dylan Thomas

Samuel se meció suavemente en su cajón en medio de los muebles. Era la habitación más repleta de Inglaterra. Cuántos cientos de casas habían sido volcadas aquí, con sus mesas y sus sillas derramándose como un torrente de madera, los armarios y los aparadores trepando por sogas hasta la ventana y posándose luego como pájaros. Las otras habitaciones, al otro lado de aquella puerta atrancada, debían ser todavía más altas y oscuras que ésta, con la forma muda y negra del piano cerrado como una montaña bajo el sudario de alfombras, y Rose, con su peineta como la proa de un barco, zambulléndose en su oscuridad, y echada toda la noche, inmóvil y silenciosa, donde había caído. Ahora estaba inmóvil, como muerta, sobre una cama desvencijada, entre la columna de sillas, enterrada viva, blanda y gorda, perdida en una tumba, dentro de una casa.

Fragmento de la novela Con distinta piel, del escritor galés Dylan Thomas, fallecido el 9 de noviembre de 1953.

En Proyecto Patrimonio pueden leerse los tres primeros capítulos de la novela.

Otros textos del autor.

lunes, noviembre 07, 2005

Joan Perucho

El resorte se disparó, hizo un ruido leve y, lentamente, bajó el disco. Hubo una pausa. Algo, como una corriente de aire casi imperceptible, fue aumentando en intensidad. Entreabrió una puerta y descendió por unos escalones que daban a un patio interior. Tropezó con algo sólido y opaco y blasfemó en voz baja. Luego se dirigió a un breve pasadizo, al otro lado del patio, y se arremolinó. Ahora se oía la música alejada, sorda, filtrada. Era una noche silenciosa y tranquila, de gran suavidad, con el aroma de la primavera cayendo desde los árboles.

Fragmento del relato Con la técnica de Lovecraft, de Joan Perucho, que nació en Barcelona el 7 de noviembre de 1920.

El cuento completo, publicado en el libro Los Mitos de Cthulhu, puede encontrarse en la revista electrónica La Mandrágora, (Año IV, nº 4) editada en el IES León Felipe, de Benavente (Zamora).

Elogio de Joan Perucho, por Carlos Rivera.

También hoy se conmemora el aniversario de Albert Camus, que nació en Mondovi el 7 de noviembre de 1913.

Enviar comentario

viernes, noviembre 04, 2005

Ciro Alegría

El indio Fabián caminaba imaginando la cara que su pequeño hijo pondría al ver el cuarzo. El bloque traslúcido erizado de varillas refulgentes, estaba con la calabaza y la cuchara de palo del yantar y otros trastos, en el fondo de las alforjas que le ceñían el hombro. Un quebrado sendero, ágil equilibrista de breñales andinos, aumentaba la brusquedad de su paso, por lo cual los objetos de las alforjas se entrechocaban produciendo un ruido monótono que rimaba con el choclear de las ojotas. Más allá, en torno del viajero, sólo había silencio. La puna estaba cargada de noche. Un ligero viento no conseguía silbar entre las pajas.

Fragmento del cuento Cuarzo, del escritor peruano Ciro Alegría, nacido el 4 de noviembre de 1909 (o de 1908) en Huamachuco.

Descargar cuento completo

Otros cuentos:
La ofrenda de piedra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...