sábado, septiembre 09, 2006

Cesare Pavese

Tras el último encuentro a orillas del río vagabundeé por los prados como hacía de niño. El día no quería acabar. Yo sabía que un día recordaría aquellas horas como recuerdo las tardes desamparadas de hace muchos años. Me había quedado como una criatura, demasiado magullado para sentir otra cosa que mi cuerpo, y las angustias caminaban delante de mí como guías. Las seguía atontado.
Fábricas y cúpulas lejanas no sobrepasaban los setos. El campo hablaba de su vacío. Sin duda yo había entrado ya en ese estado de conciencia en el cual todo puede ocurrir porque ya nada importa. La vehemente distracción que me había alejado, se aclaraba como lo que realmente era -un despego- y me encontraba tan apartado de mí mismo que al mirar a mi alrededor todo era impensado. Salté sin esfuerzo, sin quererlo, un curso de agua, y caminaba por el horizonte como por el sendero. Recuerdos remotos ascendían a mis ojos, cual si fuera feliz.


Fragmento del relato El coloquio del río, de Cesare Pavese, nacido el 9 de septiembre de 1908.
El 9 de septiembre de 1898 fallecía Stéphane Mallarmé
Comentarios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...