domingo, mayo 07, 2006

Carlos Vitale

Sed de navegante e islas de Cabo Verde.
Quien ha nacido del mar
se hace coral en sus profundidades blancas.
Monstruos en archipiélago y cartas de agua plana.
No habrá premio del rey para el caído
por el calor y la vegetación inabordables.
No habrá bolsa de oro ni condado
que designe con su fama valle amargo.
El que muere deja su pundonor al inerte,
al enajenado, al impasible y al verdugo.

Joâo Laguardia rodea las costas de África, poema de Carlos Vitale.
De Unidad de lugar, prólogo de Luisa Cotoner, Editorial Candaya, Canet de Mar (Barcelona), 2004
Ya en la red el nº 27 (abril 2006) de la Revista Almiar
Comentarios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...